Luego de los roces, Lifschitz se reúne con Macri por la seguridad

La cumbre será este lunes en Casa Rosada y se espera que luego haya anuncios sobre la colaboración de la Nación con Santa Fe. Confirmarían el envío de más gendarmes, aunque también se habla de detectives. Se da en medio de fuertes contrapuntos entre ambas administraciones

Con la seguridad como tema central, y luego de los roces entre ambas administraciones, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, se reunirá este lunes en la Casa Rosada con el presidente Mauricio Macri. Se espera que, finalmente, haya anuncios concretos contra el delito en la provincia.

La versión más fuerte adelanta el inminente desembarco de más efectivos de Gendarmería, aunque en las últimas horas también se habla del envío de detectives. Todo, en medio de un clima espeso tras los contrapuntos que mantuvieron la última semana el mandatario socialista y los ministros de Seguridad e Interior, Patricia Bullrich y Rogelio Frigerio.

Macri recibirá a las 15 a Lifschitz y al fin del encuentro podría hacerse un anuncio en materia de seguridad que, según sostuvo Rogelio Frigerio el viernes –cuando anunció esta nueva cumbre–, podría ser un convenio habilitando la vuelta de Gendarmería a Santa Fe.

Incluso trascendió en algunos medios que el convenio incluiría además el envío de 350 detectives a la provincia para combatir el narcotráfico, aunque las fuentes del gobierno consultadas por la agencia oficial Télam evitaron dar precisiones al respecto, ya que tampoco pudieron confirmar que el plan vaya a ser presentado este lunes.

Por el momento, sólo se reunirían los mandatarios nacional y provincial, puesto que la presencia de la ministra Bullrich no está “ni confirmada ni descartada”, informaron desde el Ejecutivo.

Fuertes contrapuntos

El encuentro entre Macri y Lifschitz fue confirmado el pasado viernespor el ministro del Interior horas antes de que anunciara en Santa Fe el Plan Nacional de Hábitat en la provincia, que demandará una inversión superior a los 900 millones de pesos, “que permitirá mejorar la calidad de vida de más de 100 mil santafesinos”.

Al ser consultado sobre la seguridad, Frigerio señaló que “Nación ayudará, pero Santa Fe se tiene que dejar ayudar”, porque “todos saben que el narcotráfico se metió en una parte de la policía de Santa Fe, y es responsabilidad de la provincia combatirlo”. Todo en referencia a la escalada verbal entre Patricia Bullrich y el gobernador, luego de que la ministra lo acusara de “no querer asumir el compromiso de depurar” la Policía provincial.

Bullrich había dicho también que “el gobernador no puede decir que la policía ha mejorado, cuando en cada caso de drogas hay policías involucrados y en los últimos dos meses se volvió a disparar la tasa de homicidios”, y sostuvo que el problema del narcotráfico en Santa Fe “está atravesado por la complicidad de la policía de esa provincia”.

Lifschitz, quien había anunciado mediante Twitter el acuerdo de “un convenio con Bullrich” como “un trabajo conjunto con Nación para lograr los mejores resultados” en materia de seguridad, denunció en una conferencia de prensa, luego de las declaraciones de la ministra, un “intento desestabilizador aprovechando la situación”; conjetura que realizó luego de recibir amenazas en las redes sociales.

El convenio en seguridad, promediando la semana, parecía haberse caído luego de que Lifschitz publicara, tras de la polémica verbal entre él y la ministra, una carta en la red social Facebook que sostenía que el acuerdo con Nación se trabó luego de que “de manera sorpresiva y sin aviso se le agregó un artículo que es insconstitucional en algunos aspectos e ilegal en otros”.

“En cuanto al acuerdo con Nación, nosotros estamos poniendo la mejor voluntad para que las fuerzas federales lleguen a la provincia de Santa Fe, cosa que debería haber ocurrido antes y de forma permanente y sostenida, como ocurre en otras provincias”, explicó el gobernador en Facebook.

Y afirmó: “El lunes acordamos con la Ministra un texto, y el miércoles, de manera sorpresiva y sin previo aviso, se le agregó un artículo que es inconstitucional en algunos aspectos e ilegal en otros. Lo objetamos y sugerimos su corrección”.

“Vamos a hacer el máximo esfuerzo para poder cerrar el convenio entre el fin de semana y el lunes. Lo importante es que evitemos ruidos, operaciones, y busquemos soluciones concretas. Debemos trabajar de manera coordinada y respetuosa para lograr darle seguridad y tranquilidad a los santafesinos, y por eso queremos llevar esto a un diálogo político en el más alto nivel”, aseveró.

La carta de Lifschitz fue publicada un día después de que se convoque a una marcha en Rosario y Santa Fe en reclamo de seguridad, y de la cual participaron más de 20.000 personas, y que ya había tenido su correlato en Rosario el 25 de agosto, cuando se realizó una marcha desde Tribunales hasta la sede local del gobierno provincial.

Comments

comments

Deja un comentario