La pesadilla del árbitro al que no le aceptan que sea gay

El español Jesús Tomillero es noticia mundial porque, después de haber hecho pública su homosexualidad, en las canchas no paran de insultarlo y hasta llegaron a amenazarlo de muerte. “Me dicen de todo hasta niños de seis años”, confesó

La historia de Jesús Tomillero es utilizada actualmente como uno de los emblemas de la intolerancia que existe en las sociedades de todo el mundo. Se trata de un joven árbitro de fútbol de 21 años que, hace un tiempo, hizo pública su homosexualidad a través de las redes sociales. Desde ese momento, su carrera se convirtió en una pesadilla: recibe insultos y ridiculizaciones de hinchas, jugadores y directivos, y en los últimos días denunció que fue amenazado de muerte. “No aguanto más”, confesó a medios españoles.

Jesús nunca jugó al fútbol pero acompañaba a su hermano menor a los entrenamientos y allí se despertó su pasión por el arbitraje, a tal punto que lleva tatuadas dos tarjetas y un silbato en uno de sus gemelos. Comenzó a destacarse en los partidos de juveniles y en las ligas regionales y llegó a ser colegiado, pero todo cambió el día que confesó en Twitter sus preferencias sexuales.

El último ataque de homofobia que recibió Tomillero sucedió este 10 de septiembre, cuando abitraba el encuentro entre Lasalle y el Atlético Zabal.

Hoy en mi segundo partido oficial vuelven los insultos por mi condición sexual!! Lo peor de todo que es arbitro.

En una de las jugadas del partido, Jesús decidió marcar un penal en favor de equipo visitante, por lo cual un seguidor del conjunto local le gritó: “Retírate que hay que ser maricón. Vete a Gran Hermano chula”, detalló en el informe arbitral del partido , agregando que posteriormente lo insultaron diciéndole: “Eres un maricón de mierda”.

Terminado el partido, el propio Tomillero denunció que a través de sus redes sociales varios sujetos lo amenazaron de muerte, por lo cual levantó una acta ante la policía de Cádiz.

En mayo de este año, luego de recibir otro ataque en un partido de juveniles, este joven de 21 años oriundo de Cádiz anunció que se retiraba del referato: “No aguanto más. Iba a los encuentros con miedo, y eso no puede ser. No sé qué voy a hacer ahora, pero no puedo seguir”, confesó en ese momento, pero después recapacitó y su pasión por el arbitraje lo incitó a continuar.

Ver imagen en Twitter

Un sueño que poco a poco está rompiéndose que llevo desde los 10 años!!

En esa oportunidad, dirigiendo un partido de segunda andaluza juvenil -con menores de 17 años-, a Tomillero le dijeron: “No te da vergüenza pitar lo que has pitado, maricón de mierda, el gol te lo van a meter por el culo, maricón”, según detalló él mismo.

“En esos momentos te quedas en shock, te cuesta creer lo que estás escuchando. Es vergonzoso que estos episodios ocurran en pleno siglo XXI”, se lamentó.

Jesús admitió que “desde que reconocí mi homosexualidad, cada jornada ha sido peor. He recibido muchos insultos en los campos, incluso de niños de seis y siete años”.

Al menos a este joven árbitro le queda el consuelo de haber recibido el respaldo de otros árbitros e incluso del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, y del líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Comments

comments

Deja un comentario