Lifschitz celebró acuerdo con Macri e insistió en que quieren desestabilizarlo

El gobernador dijo que las fuerzas federales comenzarán a trabajar en Santa Fe la semana que viene y que el plan de seguridad coordinado con la Nación no sólo “bajará la fiebre” sino que generará cambios estructurales y duraderos. Criticó el informe de Lanata 

El gobernador Miguel Lifschitz se mostró confiado en que el acuerdo que firmó la Nación para trabajar en forma conjunta –con el aporte de fuerzas federales– en el tema inseguridad no sólo va a “bajar la fiebre” sino también a mejorar la situación estructural a mediano plazo, adjudicó a “operadores que van y vienen” los cortocircuitos que hubo entre las dos administraciones y consideró que hay concidencia total entre el presidente Mauricio Macri y él en sacar este tema de cualquier tipo de especulación electora. Además, insistió en denunciar maniobras para desestabilizar al gobierno de la provincia de Santa Fe y criticó en ese marco el informe sobre la provincia que el domingo emitió el programa de Jorge Lanata Periodismo para todos.

En diálogo con el programa A diario, que conduce Alberto Lotuf en Radio 2, Lifschitz confirmó que la semana que viene comenzarán a llegar las fuerzas federales a la provincia, pero no dio precisiones en cuanto a cantidad de efectivos. Eso, explicó, se definirá el viernes, en una reunión de coordinación que mantendrá con la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich.

El gobernador sostuvo que el objetivo del convenio que firmó con la Nación “es establecer un plan de mediano de plazo y no una estrategia sólo de coyuntura”. El acuerdo rige hasta fines de 2017. La idea es “no sólo bajar al fiebre sino cambiar las condiciones estructurales del delito en la provincia de Santa Fe”, afirmó.

En ese sentido, dijo que n los “15 o 20 minutos” que tuvo a solas con Macri acordaron “mantener un diálogo más directo” y sobre las desaveniencias recientes, opinó: “A veces el rudio se genera abajo o por el costado, con operadores que van y vienen, y dan anuncios que no se corresponden con la realidad”.

Lifschitz consideró que para que “esta voluntad común se pueda mantener en el futuro” es necesario “no mezclar especulaciones electorales con las cuestiones de Estado vinculadas a las necesidades y angustias de los ciudadanos”.

“El dolor de la gente y la angustia nos compromete a ser serios, responsables, manejar las cosas en función de resolver problemas y no especular políticamente. En eso hay una voluntad común del presidente y este gobernador”, enfatizó.

Sobre el informe de Periodismo para todos, dijo que el programa fue “muy malicioso en sus apreciaciones, todo guionado y asesorados en la ciudad por un personaje más cercano al mundo del delito que del periodismo”. La referencia era hacia Pato Villanueva, a quien alguna vez desde el socialismo se tildó de pseudoperiodista.
Lifschitz inscribió el informe en el marco de una supuesta intención de “desestabilizar al gobierno de Santa Fe aprovechando la circunstancia de la inseguridad o la movilización ciudadana”.

“Hicimos varias denuncias de personas que operan desde las sombras, tratando de agitar las aguas”, remarcó. Nombró al tuitero que ayer declaró en Tribunales sobre el tema y dijo que están “tras las pistas de otros que generan distintas versiones y promueven la inquietud pública”. Uno de ellos es el hombre que grabó un mensaje de Whatsapp sobre robo de niños y que aseguró que en realidad lo hizo por una situación de conflicto familiar.

Comments

comments

Deja un comentario