Proponen registrar el nombre de los bebés muertos en el embarazo

Un proyecto del senador Lisandro Enrico promueve la creación de un “Programa de Atención a situaciones de pérdida de hijos durante el embarazo o en el parto”. “Quienes fallecen en el vientre materno no son residuos patológicos”, señaló. Los principales puntos

Un proyecto del senador provincial radical Lisandro Enrico (UCR-FPS-Gral. López), propone la creación de un programa que atiende de manera integral las situaciones de pérdidas de embarazos. La iniciativa contempla la posibilidad de identificar al bebé, enterrarlo y además incluye atención y contención para los papás. “Quienes fallecen en el vientre materno no son residuos patológicos”, señaló el legislador.

En diálogo con el programa de Roberto Caferra (Radiópolis, Radio 2), el legislador del Bloque Frente Progresista Sur y, además, presidente de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Senadores de la Provincia de Santa Fe, se refirió a su “Programa de Atención a situaciones de pérdida de hijos durante el embarazo o en el momento del parto”. “Es una ampliación de derechos que hoy no tienen, porque se es niño desde la concepción”, señaló.

“Son temas muy sensibles, es aliviarle el dolor a esos padres pero sé que tendrá mucho debate pero lo hago desde el respeto”, destacó sobre el polémico proyecto.

El Programa de Atención tiene como objetivos “brindar la asistencia necesaria para aquellos padres y madres que se encuentren en situación de pérdida de un hijo con anterioridad o al momento del nacimiento; concientizar a la población respecto de la importancia de la situación de pérdida de un hijo en tales circunstancias; y generar políticas en materia de salud que contemplen los casos que se presenten como consecuencia de estas pérdidas”.

Según precisa el portal el protagonista web, la autoridad de aplicación, que será el Ministerio de Salud de la Provincia, además de coordinar políticas de acción conjunta con los Municipios y Comunas, tendrá las siguientes funciones: elaborar un “protocolo médico de acción ante los casos de muertes que se producen durante el embarazo o en el momento del parto”; ofrecer un servicio de consultoría psicológica y psiquiátrica gratuita para padres en situación de vulnerabilidad social, con profesionales pertenecientes a los diversos nosocomios de la Provincia; y elaborar programas de “prevención, educación y promoción de la salud, que tengan como propósito la reducción de las muertes neonatal y perinatal”.

Los padres del hijo fallecido, tendrán derecho a: tener la opción de recibir el cuerpo, pudiendo brindarle los cuidados que consideren adecuados, de modo de poder elaborar adecuadamente el duelo; decidir el destino del cuerpo, optando por las alternativas de sepultura o cremación, según lo crean pertinente; y “tomar conocimiento fehaciente de las causas que originaron su muerte”, en cuyo caso, “se podrá realizar la autopsia del cuerpo, previa autorización por escrito de los progenitores”.

En aquellos casos de fetos muertos de más de veinte (20) semanas de gestación, los padres podrán inscribir en el Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas de la Provincia de Santa Fe, la defunción, con nombre, apellido y sexo del nacido sin vida. En ningún caso, el certificado expedido contendrá las iniciales “NN”, debiendo respetarse el nombre elegido por los padres, aún en aquellos casos en que no pueda determinarse el sexo.

La mencionada identificación en ningún caso modifica el régimen de persona humana instituido por nuestro Código Civil y Comercial, no generando derechos patrimoniales, sucesorios, ni ningún otro.

En nuestra legislación nacional e internacional, “el niño por nacer goza de ciertos derechos desde el momento mismo de la concepción” como ser: “el derecho a la vida, a la salud, a la identidad, los cuales deben ser respetados y garantizados”. La muerte del feto dentro del vientre materno o al momento del nacimiento no debe dejar sin efecto estos derechos personalísimos de los que ya venía gozando desde la concepción.

Los padres que así lo deseen, tendrán la facultad de realizar la registración del nombre y apellido de su hijo fallecido en el Registro de Estado Civil y Capacidad de las Personas.

“Quienes fallecen en el vientre materno o al momento de nacer no son residuos patológicos”, sino que “son personas humanas desde el mismo momento de la concepción que han adquirido ciertos derechos, mereciendo un lugar para descansar en paz y correspondiendo a los padres el derecho de elegir su destino conforme a sus creencias religiosas”, fundamentó el senador.

Comments

comments

Deja un comentario