Fue a buscar al chico que lo asaltó y lo hizo entrar a un equipo de rugby

El ladrón se integró a un proyecto deportivo de la cárcel de San Martín gracias a la gestiones de un joven que estuvo entre sus víctimas en un violento asalto

Tomás Beccar Varela tiene 18 años y juega al rugby en el San Isidro Club (SIC). Sabe que el deporte enseña. Y en lugar de buscar venganza, pensó en eso cuando se puso a buscar a un chico de casi su misma edad que había asaltado su casa, y luego fue detenido, para que se incorporara a un equipo de rugby integrado por presos, del que sabía de su existencia porque lo armó un ex entrenador suyo.

Hace dos meses la familia de Tomás sufrió un robo. Fue una situación de angustia. El ladrón tomó de rehén a su papá en su propia camioneta con un cuchillo en el cuello, amenazó a su hermana y asaltó su casa con su familia adentro. Pero igual Tomás lo buscó, lo encontró en una comisaría y se ocupó de que lo invitaran a jugar al rugby con Los Espartanos, el equipo de los presos del pabellón 48 de San Martín.

Para ello, se contactó con su ex entrenador del San Isidro Club (SIC), Eduardo Oderigo, y consiguió que lo trasladaran a ese penal. Para Tomás, al agresor, llamado Javier, eso le significaría “una segunda oportunidad”, según contó en diálogo con el programa Radiópolis, de Radio 2, donde también habló Oderigo.

Javier, contó Oderigo, “no tuvo muchas oportunidades”. De hecho, nunca aprendió a leer y escribir.

Además, destacó que la reincididencia entre los presos que pasan por el equipo de rugby es casi nula.

Tomás tuvo la oportunidad de volver a ver a Javier, el chico que tuvo en vilo a su familia: “Fue un momento muy raro, no sabría cómo describirlo. Javier es tímido, no me dijo nada, no es una persona que esté acostumbrada al cariño y a la amistad, tal vez nunca lo tuvo. Pero fue una experiencia muy positiva. Para mí es una manera de no quedarme con el miedo del momento del asalto, de convivir con otras personas de una manera mejor. De sacar algo bueno de un momento feo”.

Comments

comments

Deja un comentario