El Trébol: conmoción por el asesinato de una mujer. Acusan a su hijo

La ciudad de El Trébol está conmocionada debido a que en la tarde del martes último, la arquitecta Gloria Brero de Garnero de 65 años, fue encontrada en su domicilio con heridas de suma consideración en su cabeza.

Finalmente ayer, Gloria no superó la gravedad de las heridas y falleció en la sala de terapia intensiva del Sanatorio Británico de Rosario.

Según vecinos de la pequeña ciudad, el autor de la masacre habría sido su hijo Alejandro, quien la habría ultimado a palazos en la cabeza.  En un principio, la policía trabajó de oficio en el caso, y finalmente una jueza de Santa Fe, Dra. Ferraro, ordenó la autopsia del cuerpo.
Según publicó el portal El Trébol Digital, de la autopsia surgió que la arquitecta Garnero presentó fractura de cráneo en el sector izquierdo, traumatismo de órbita derecha, herida cortante en cráneo, hematomas en hombros y brazos y escoriaciones múltiples. Desde la Comisaría de El Trébol fueron claros: “No son heridas de un accidente, parecen golpes y son muy contundentes”.
A pesar del esfuerzo de los médicos que la trasladaron al SAMCo local y luego de urgencia al Sanatorio Británico de Rosario, Gloria Garnero falleció el miércoles en Rosario.
Luego de las avanzadas sospechas de un parricidio, efectivos policiales de la PDI y de la UR XVIII realizaron operativos cerca del barrio de la familia. Mientras tanto, el paradero de su hijo mayor, Alejandro, se desconocía.
“La escena había sido alterada, o al menos limpiada”, señaló José Luis Molineris, Jefe de la Comisaría IV, en diálogo con El Trébol Digital.

ORDEN DE CAPTURA
Al caer la tarde de ayer, el caso dio un giro muy importante: la jueza Ferraro ordenó la detención del hijo mayor, Alejandro Garnero, principal sospechoso del parricidio.
La hipótesis principal que se maneja en la ciudad apunta hacia Alejandro Garnero, quien tendría problemas psiquiátricos y de adicciones. El joven, “protagonizó episodios de violencia en El Trébol y estuvo un tiempo internado en Rosario para tratarse de sus adicciones”, relató un vecino a La Capital. Se lo notaba desmejorado en los últimos tiempos.
Como consecuencia inmediata, también cambió la calificación penal del hecho. De ser “Lesiones gravísimas de carácter reservado”, ahora pasó a ser “Homicidio calificado por el vínculo”.
Gloria, además de reconocida arquitecta, fue una de las históricas catequistas de la Parroquia San Lorenzo Mártir. Además fue docente con gran trayectoria y el recuerdo de sus alumnos se hizo notar en las redes sociales apenas conocido el suceso.

Fuente: La Opinión de Rafaela

Comments

comments

Deja un comentario