Tips para aprovechar al máximo los antioxidantes de los alimentos

Las dietas antioxidantes representan una tendencia creciente en aquellos que buscan que los alimentos los beneficien tanto por fuera como por dentro

Ciertos nutrientes, como la vitamina C, E, betacaroteno y selenio, junto con otros fitoquímicos, que se encuentran en los vegetales, son antioxidantes que pueden retrasar o prevenir el daño a las células del cuerpo, producido por los radicales libres, que pueden conducir a padecer enfermedades del corazón o cáncer. Por eso, no podemos negar que hay una tendencia muy marcada a la hora de elegir nuestra dieta cotidiana.

Para aprovechar al máximo los antioxidantes de los alimentos y disfrutar de sus beneficios en el organismo, tomá nota sobre los siguientes tips que ofrece el sitio trendenciashombre.com:

– Evitar largos períodos de almacenamiento así como cocciones prolongadas, pues a mayor tiempo después de abierto un producto o de manipulado, mayor es la pérdida de nutrientes y antioxidantes.

– Si debemos almacenar frutas, verduras, jugos naturales, aceite de oliva o semejantes, siempre mejor hacerlo en lugar fresco y en envase tapado y oscuro, pues la exposición al calor, a la luz solar y al oxigeno favorece la pérdida de vitamina C, flavonoides, y otros antioxidantes.

– Si cocinamos vegetales y/o frutas, mejor hacerlo al vapor o con la menor cantidad de agua posible, por un tiempo reducido.

– Lavar los alimentos a consumir antes de pelar y/o cortar y en lo posible, consumir con piel y cortar los mismos no mucho tiempo antes de su ingesta.

– Evitar frituras prolongadas o mal realizadas, pues las grasas solubilizan carotenos, vitamina A y E que poseen acción antioxidante.

– Combinar en preparaciones fuentes de carotenos, vitamina A y E con grasas sanas para favorecer su absorción en el organismo. Por ejemplo: podemos consumir una ensalada de hojas verdes con aceite de oliva, unos tomates o zanahorias con mucha vitamina A combinados con frutos secos, semillas u otras fuentes de grasas no saturadas.

– No descongelar alimentos congelados sino cocinar directamente, pues se ha demostrado que el descongelado y posterior hervido de algunos vegetales acentúa la pérdida de nutrientes antioxidantes como la vitamina C.

– Refrigerar jugos de frutas envasados una vez abiertos o recién elaborados en envase tapado para reducir la pérdida de vitamina C sobre todo.

Con estos trucos podrás aprovechar al máximo los antioxidantes de los alimentos presentes en tu dieta al reducir su pérdida y favorecer su absorción en el organismo.

Comments

comments

Deja un comentario