Malvinas: revelan detalles sobre guerra psicológica británica contra soldados argentinos

El Ministerio de Defensa de Gran Bretaña desclasificó un documento de 189 páginas sobre los pormenores de la planificación y puesta en marcha de distintas operaciones para desmoralizar a las tropas nacionales

Después de 35 años de la guerra de Malvinas, el Ministerio de Defensa británico desclasificó una serie de archivos que dan cuenta de una distintas operaciones para desmoralizar a los soldados argentinos. Esta guerra psicológica se llamó “Operación corporate” y tuvo como métodos principales la difusión de panfletos y una radio que trasmitió durante 27 días.

Según explicaron desde los Archivos Nacionales de Londres a la BBC Mundo, el material sale ahora a la luz porque transcurrió el tiempo suficiente requerido por la ley para la desclasificación. Se trata de una carpeta que contiene 189 páginas de documentos etiquetados como “ultrasecretos”, bajo la referencia DEFE 24/2254.

En ellos se revelan los pormenores de la planificación, la puesta en marcha –con ejemplos– y las lecciones aprendidas de las actividades de guerra psicológica en el archipiélago, de acuerdo a lo publicado por BBC Mundo.

Las misiones fueron encargadas al Grupo Especial de Proyectos (GEP) y tenían la misión de “embaucar” a los soldados argentinos desplegados en las Malvinas, explotar su sentido de aislamiento y desamparo; e instalar la idea de inevitabilidad de la derrota.

Para eso, según el documento, el GEP perseguía tres metas específicas que buscó concretar a través de la producción de una serie de panfletos y la instalación de una radioemisora en español, la Radio Atlántico del Sur.

La primera de las metas era “reforzar la percepción argentina de la determinación del gobierno británico (de quedarse con las islas) y el poderío de la Fuerza de Tareas (la flota enviada al archipiélago)… mostrando las capacidades del arsenal de Reino Unido”.

La segunda era “intensificar la percepción entre los argentinos de que sus líderes son irresponsables”, al enfatizar “la escasez de suministros militares” en las islas; y el tercer objetivo, era “la desmoralización de la guarnición argentina en las islas”.

Los panfletos y la radio

Los folletos fueron despachados a las Malvinas/Falklands a bordo de dos buques militares, el HMS Fearless y el HMS Hermes, y hubo reportes de que varios de ellos lograron ser distribuidos, aunque en otros casos fue imposible confirmar si efectivamente llegaron a sus destinatarios.

“Prontamente caerán sobre Uds. todos los rigores de un invierno cruel y despiadado y la armada argentina no está en condiciones de suministrarles los víveres o refuerzos que ustedes tanto necesitan”, rezaba uno de los textos. Otro ofrecían directamente salvoconductos firmados por el propio comandante en jefe de los fuerzas británicas, el contraalmirante John “Sandy” Woodward.

Sin embargo, la guerra psicológica con panfletos no resultó tal como la había planeado el GEP porque carecían de la inteligencia suficiente sobre “las características psicológicas de la audiencia” y tampoco poseían los canales adecuados de distribución.

En tanto la misión “Operación Luz de luna” dio origen a la Radio Atlántico Sur (RadS) que transmitió en español entre el 19 de mayo y el 15 de junio, durante cuatro horas diarias. Su programación incluía boletines de noticias, comunicados, reportajes y en ocasiones música.

Según uno de los documentos desclasificados, el equipo trabajó de forma encubierta, en un lugar de la capital británica sin revelar. Para evitar comprometer sus operaciones, los empleados debían “usar la contraseña secreta ‘Pinocho’ para referirse a la estación de radio o sus objetivos”.

Sin embargo, el lenguaje usado era más cercano al de los centroamericanos y carecía del conocimiento idiomático del español argentino lo que dificultaba que los soldados generaran una identificación emocional.

Además, la operación generó resistencia en otras áreas del gobierno británico y en la propia BBC, cuyos servicios Mundial y Latinoamericano ya transmitían al archipiélago.

Comments

comments

Deja un comentario