¿Cuáles son los mitos y verdades alrededor del alcohol?

¿Mezclar bebidas emborracha más? ¿Para evitar la resaca conviene seguir tomando al día siguiente? ¿Las mujeres tienen menor tolerancia que los hombres? A continuación hay una serie de verdades y mitos respecto de beber alcohol

Existen muchos mitos alrededor del alcohol y su consumo; la mayor parte de ellos relacionados con el abuso de esta sustancia. Historias que surgen desde las comunidades pero que sólo informan de manera errónea, en especial a grupos vulnerables como los adolescentes. Por supuesto, también hay verdades, según 20minutos.

Mitos

1- Si mezclas “pega más”

Falso: Lo que afecta es la cantidad total de alcohol que se ha bebido y mezclar bebidas alcohólicas va de la mano con tomar más alcohol. La culpa del típico “cerveza+vino+champagne+trago” no es de la mezcla, es de todo lo que se ha bebido.

2- Si se orina mucho, se elimina el alcohol

Falso: Sólo un 5 % del alcohol se elimina a través de la orina, sudor o aliento (el resto se depura en el hígado). El alcohol aumenta la diuresis y las ganas de orinar pero no estamos eliminando alcohol principalmente, sino agua.

3- Para evitar la resaca es bueno seguir bebiendo alcohol al día siguiente

Falso: Semejante no cura a semejante. Seguir bebiendo alcohol solo echará más leña al fuego.

4- El café cargado mejora la resaca

Falso: El café puede tener un gran riesgo tras una larga noche de tragos: nos mantiene más alerta y podemos creer que estamos en condiciones de conducir cuando en realidad no lo estamos.

5- Las vitaminas del grupo B ayudan a metabolizar mejor el alcohol

Falso: No está demostrado que consumir vitaminas del grupo B acelere la metabolización del alcohol. Aunque no hay evidencia de que la vitamina B6 sirva como antídoto, a falta de alternativas se sigue inyectando ante intoxicaciones etílicas para mejorar la sintomatología neuromuscular.

Verdades:

1- Las mujeres toleran el alcohol peor que los hombres

Verdadero: Las concentraciones en sangre de alcohol son mayores en la mujer ya que tienen mayor porcentaje de grasa corporal y un volumen sanguíneo menor.

2- Las bebidas “claras” fuertes traen mejores resacas que las oscuras fuertes

Verdadero: El ron o whisky, a diferencia del vodka o la ginebra, contienen derivados de la fermentación que también pueden provocar dolor de cabeza.

3- Antes de beber hay que cenar para “hacer base”

Verdadero: Una comida rica en grasas puede retrasar la absorción del alcohol y mitigar sus efectos secundarios.

Comments

comments

Deja un comentario