Dieron a 14 años de prisión a un hombre que le cortó las manos a su esposa

Una mujer fue víctima de una brutal tortura por parte de su esposo el año pasado en Rusia, después de que pidiera el divorcio. Médicos lograron reimplantarle su mano izquierda, aunque no puede hacer uso pleno, y en la derecha tuvo que colocarse una prótesis

Un ruso fue condenado a 14 años de prisión por haberle cortado la mano derecha y varios dedos de la mano izquierda a su ex pareja. Todo comenzó cuando la mujer pidió el divorcio en septiembre del año pasado; tres meses después se produjo la tortura.

Según informó Russia Today, un tribunal de la ciudad de Sérpujov sentenció a Dmitri Grachiov a 14 años de prisión en una cárcel de máxima seguridad. Además, deberá pagarle a su ex esposa una indemnización cercana a los 35 mil dólares.

Los fiscales pidieron 17 años de cárcel para el atacante, quien no rechazó los cargos de daño corporal grave y amenaza de muerte, pero sí la acusación por secuestro.

La pareja estuvo casada durante cinco años y tenía dos hijos. En septiembre del año pasado la mujer pidió el divorcio. El hombre, lejos de aceptar, comenzó a hostigarla. Según la denuncia de la víctima, la perseguía, golpeaba y amenazaba porque sospechaba que una infidelidad había provocado la decisión.

En octubre de 2017, Grachiov llevó a la mujer a un bosque, le colocó un cuchillo en el cuello y la interrogó sobre supuestas relaciones con otros hombres.

El 11 de diciembre, el ruso la volvió a llevar al bosque, la torturó durante una hora y con un hacha le cortó los dedos de las dos manos. Luego la llevó a un hospital y se entregó ante la policía. Dijo que actuó así por “celos”.

A través de una compleja cirugía, los médicos lograron reimplantarle su mano izquierda, aunque no podrá hacer uso pleno de ella. Su mano derecha no fue salvada y por ese motivo tuvo que colocarse una prótesis, que se obtuvo gracias a donaciones.

La mujer completó el divorcio y consiguió que le sacaran a su ex marido la paternidad sobre sus hijos. Según contó, el hombre la acosa incluso en la cárcel, ya que manda cartas donde le pide que lo “espere” y en otras le dice que “no será de nadie” más que de él.

Comments

comments