La térmica llegó a 47,1 y alertan por tormentas fuertes

El Servicio Meteorológico Nacional renovó este miércoles a la mañana una advertencia por fenómenos intensos para una zona que incluye el sur de Santa Fe. La calle, imposible

El calor no le da tregua a Rosario: la temperatura llegó a 35,6 grados y la sensación térmica subió a 47,1 este miércoles a las 13. El mediodía y la siesta prometen un pequeño infierno pero la promesa de lluvias despiertan una ilusión.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) renovó a las 9.30 el alerta por “tormentas fuertes” que abarca a Buenos Aires, sur de Córdoba, sur de Entre Ríos, norte de La Pampa, este de Mendoza, centro y sur de San Luis, sur de Santa Fe, Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Río de la Plata.

El parte indica “áreas de lluvias y tormentas de variada intensidad afectan el norte de La Pampa, el sur de San Luis y el sur y centro de la provincia de Buenos Aires, pudiendo ser algunas localmente fuertes, estar acompañadas por intensas ráfagas, caída de granizo, fuerte actividad eléctrica y abundante caída de agua en forma localizada”.

“El sur de Santa Fe, sur de Entre Ríos, sur de Córdoba, este de Mendoza y el norte de la provincia de Buenos Aires (incluso la Ciudad Autónoma de Buenos Aires) están siendo afectadas por lluvias aisladas y tormentas aisladas, se prevé estos fenómenos aumenten su intensidad y se generen lluvias y tormentas fuertes a partir de la tarde de hoy, miércoles 2. Las condiciones mejorarán hacia la madrugada del jueves 3”, añade el SMN.

El martes, el primer día del año se tornó agobiante. Desde el mediodía la sensación térmica superó los 40 grados en Rosario y llegó a un pico de 42,5 grados centígrados a las 14. El resto de la semana estaría menos pesado.

El pronóstico extendido para la región indica que el jueves seguirá conprobabilidad de lluvias y tormentas pero la máxima se anticipa en 26 grados.

El viernes y sábado seguiría inestable:

Comments

comments