Cómo se verían algunos cuadros clásicos si fuesen selfies

En su colección Classicool, el artista Dito Von Tease permite que quienes aparecen retratados en reconocidas pinturas dejen la pose que ya conocemos para “pintarse”. El resultado es sorprendente. Mirá

Imaginate algunos cuadros clásicos como la Mona Lisa, de Leonardo Da Vinci; el Autorretrato con collar de espinas y colibrí, de Frida Kahlo; o Eñ hijo del hombre, de René Magritte; pero en modo selfie.

Eso hizo el artista Dito Von Tease para su colección Classicool (unión de classic y cool). La premisa era abandonar la pose clásica de las pinturas originales para adaptarlas a los tiempos de las “autofotos”.

Para ello, imperaba un cambio de perspectiva y la aparición del brazo del quien es retratado (como si estuviesen pintándose)

Y el resultado es sorprendente.

Además de los cuadros ya citados, la colección incluye reproducciones de Gótico americano, de Grant Wood; Los amantes, también de Magritte; La joven de la perla, de Johannes Vermeer; Autorretrato, de Vincent Van Gogh; o Mujer joven con guantes, de Tamara De Lempicka, entre otras.

Comments

comments