Para que beber sea un verdadero placer y no un dolor de cabeza!!! Reportaje a Victor Hugo Bühler

Convergencia On line mantuvo un diálogo con Victor Hugo Bühler, Barman y Meitre de 66 años, nacido en San Jenaro Norte por adopción. Recibido en AMBA y AMIS Asociación de meitre Sommelier de la Republica Argentina y Profesor de la Universidad del Coctail de la Republica Argentina.
Comenzó su carrera a los 18 años en Buenos Aires, estuvo en Bariloche desde 1982 a 2008. Radicado definitivamente en San Genaro desde 2005 y se suma al equipo de McPato Restobar, de Cristian Fonso, actualmente concesionario del Club Sportivo Rivadavia.
Nos comenzó a hablar de su trayectoria: “Me fui de San Genaro a los 15 años y a los 18, ya recibido en AMBA, comencé a transitar las barras de Buenos Aires, Con el tiempo me fui a BRasil, después pasé Punta del Este, después volví a Buenos Aires y así fui alternando siempre como un trabajador eventual. Viajé por muchos lugares, participé en muchas competencias de barman, gané varias, por eso fui representando a Argentina en varias competencias en Europa, Estados Unidos y Centroamérica, siempre como viajes de competencia. Luego me instalé un tiempo largo en Rosario, me reencontré con mis afectos de la infancia y de la adolescencia en Rosario, en el año 82 me fui al sur, allí me instalé como barman de una discoteca conocida que se llama Cerebro, luego esta discoteca fue vendida a un consorcio presidida por un señor que era dueño de Rocket, Cerebro, Bypass y Genux; hoy, y comencé mi carrera ahi como barman y llegué a ser gerente general de tres de las discotecas.
Ahi recibi contingentes de San Genaro y de muchos lugares. Ahi tuve un reencuentro con la gente de San Genaro a través de sus nietos y sus hijos. El tiempo fue pasando, llegué a los 64 años y dije: “bueno, acá se termina la carrera”…Volví a San Genaro, me puse a trabajar en un campito chiquito que tengo ahí, una huerta orgánica; y me contacté con Cristian Fonso, de McPato con quien tuvimos unas charlas para ver si se podía mejorar la calidad del servicio que se ofrecía en San Genaro, a través de la experiencia adquirida en mi carrera.
Logramos una buena química, hoy el cuenta conmigo para todo lo que sea, y a través de esto, junto a la comisión nueva del club que preside Miguel Durá, logramos hacer un curso de capacitación o de introducción a la cocketelería en el Club Sportivo Rivadavia. Trajimos un profesor conocido mio, muy importante, Alejandro Deandrea. Es el un gran profesor, les dió una importante inyección a todos, posiblemente hagamos otra reunión proximamente.
Yo sigo en este mundo de la gastronomía, dándole instrucciones a los chicos para que sigan, porque todo lo que aprendi en mi vida, trato de volcarlo en la sociedad donde vivo.
Es muy interesante lo que dijiste en la charla sobre el alcohol contralado.
Lo que hicimos en la charla, por eso deciamos Introducción a la cocketelería, es manejar el alcohol con control, hacia los jóvenes y los adolescentes. Hoy la gente, si vos no la conducis, se descontrola. Yo siempre digo que cuando vos venis a un bar donde estoy atendiendo o donde hay un profesional trabajando, el que dirije es el barman, no es el cliente. El bar, restaurante, confitería, donde vayas, el cliente va a mi casa. Entonces yo dirijo hasta cuando y como. No el cliente, porque es la prolongación del living de mi casa, con fines de lucro. Entonces en mi casa se hace lo que digo yo, no lo que quiere el invitado.
POr eso tratamos de que el alcohol no sea una castigo para tu cuerpo, sino una alegría para tu cuerpo. Como vendedores de este producto, no nos conviene una persona en estado de ebriedad. Nos conviene manejar un estado de ánimo alegre, de compañero, divertido. Hoy en día hemos llegado a manejar los cumpleaños de 15 muy bien con Cristian Fonso, porque ha dejado un espacio a mi trabajo y me ha respetado profesionalmente.
El alcohol es un problema mundial, por eso es que se exige cada vez más profesionales en el despacho y venta de alcohol. Es una droga legal, entonces vos la podés distribuir con placer. El ser humano necesita un espacio de tiempo para asimilarlo y evacuarlo. Si vos lo atorás, si lo manejas mal, vas a lograr que no se disfrute de una noche, no se disfrute del placer de conocer una bebida con sabor diferente. Todo eso se logra estudiando.
Yo estudié y sigo estudiando porque hay cosas nuevas todos los días. Ahora hay una Clínica en noviembre, para Sudamérica. Vienen de Cuba, Brasil, Chile, Paraguay, en Rosario. Es muy importante porque nosotros nos vamos actualizando con la graduaciones alcoholicas hoy en día. Las graduaciones alcoholicas bajan cada vez un poco más. Los alcoholes tienen que ser de buena calidad, porque sino son perjudiciales para la salud.

Comments

comments